Con la solidez del proyecto que el tiempo transcurrido constató, pero también con la frescura que caracteriza a los tres músicos, estos quieren ir más lejos. Sin repetirse y sin contentarse con lo que ya hicieron, y fue, como se puede imaginar, mucho. Con los Azul retornados de 2016 reconocemos la identidad de la escritura de Bica y del sonido construido por estos tres maestros del jazz del siglo veintiuno, pero descubrimos algo más, entre lo que estaba ya anunciado en los discos anteriores y lo que no esperábamos de todo.

Un ejemplo del primero caso es “Silver Dagger”, arreglo de una vieja canción folk norteamericana en la que se carga en la vertiente blues, con “A Lã e a Neve” representando el segundo ejemplo de la mejor manera, irrumpiendo con rock, que la alianza composicional del contrabajista con João Paulo Esteves da Silva no hacía suponer. En relación al restante repertorio, son muchas las vías recorridas, unas en la línea meditativa y lírica que tanto define el estilo de Carlos Bica (“Na Rama do Alecrim”, tema del cante alentejano), otras con un toque jovial y alegre, como “Skeleton Dance”, y otras que aparecen como frescos de inaudita complejidad, empezando por la contagiosa “X.Y.U.”.

Sorprenderse con estos músicos es un buen motivo de celebración. Veinte años después, ahí están los Azul de Carlos Bica, mejores que nunca.


  • Carlos Bica, contrabajo
  • Franck Möbus, guitarra eléctrica
  • Jim Black, batería
Web
Carlos Bica & Trio Azul (Feat: Frank Möbus e Jim Black)