Lo que nacía como un sistema de apoyo en su desarrollo musical tomó forma como proyecto plástico-musical con la construcción de un círculo cromático de notas. La nota DO era roja y frente a ella, SI era de un verde prado. Primero fueron temas de Charlie Parker pasados a color; después la escritura cromática de “Giant Steps” de John Coltrane y, como derivación lógica, nació la partitura giratoria. Un cuadro, sí, pero susceptible de ser leído por un intérprete musical. Sin abandoar el concepto “partitura” pero alejándose del pentagrama tradicional, a las obras de Pelayo Fernández se fueron incorporando nuevos símbolos y elementos geométricos, en buena parte por el acercamiento del artista a la electroacústica. Seguía los pasos de compositores como Karlheinz Stockhausen o de Mauricio Kagel en el uso de partituras gráficas. Las partituras gráficas de Pelayo Fernández no son sólo visualizaciones de sus composiciones. A través de ellas se acercó a la obra de músicos por los que sentía un especial interés: Claude Debussy, Olivier Messiaen, Giacinto Scelsi o Jimmy Lyons. En los instrumentos gráficos ideados por el artista no falta la representación de diferentes parámetros musicales: altura, volumen, silencio, ruído, dinámica, duración, ritmo. También improvisa Pelayo Fernández con líneas y colores que luego interpreta. Así ocurre en la pieza “Transbordo espacial”, en la que los intérpretes pueden elegir diferentes caminos para la improvisación en una red de metro que combina líneas y transbordos. Pelayo Fernández Arrizabalaga (Laredo, 1949) estudió Bellas Artes en Madrid y durante los anos setenta fue saxofonista y clarinetista en formaciones de jazz como Orgón y José Antonio Galicia Flamenco Jazz. En los anos ochenta fundó Clónicos con Markus Breus, llevando a los escenarios juguetes, taladros, sierras mecánicas, radios, tocadiscos, cassetes, gongs, percusiones, instrumentos convencionales y no convencionais “y cables, muchos cables”. Desde 1993 vive en Suiza, donde sigue desarrollando proyectos de música improvisada y electrónica.


Transbordo espacial. Partituras gráficas